Celta de Vigo × en la web de aficionados del Celta de Vigo.
Celta de Vigo
La red social de aficionados del
Celta de Vigo

estadio del celta de vigo

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

estadio del celta de vigo

Enviar a un amigo
Nombre Estadio Municipal de Balaídos
Dirección Avd. de Balaídos s/n, 36210 Vigo
Medidas 105 x 68 m
Capacidad 31800 espectadores
Inauguración 30 de diciembre de 1928
Arquitectos Jenaro de la Fuente

 

Historia del estadio del Celta de Vigo Cinco años y unos meses después de su fundación, el Real Club Celta de Vigo vería cumplido uno de sus sueños: contar con un estadio. Lo triste fue que, por falta de apoyo económico de los ciudadanos vigueses, no pudo completarse conforme al proyecto realizado por el arquitecto Jenaro de la Fuente. La fachada del estadio tuvo que sacrificarse al no haberse recaudado en la venta de acciones el millón de pesetas necesario para afrontar la obra.

El proyecto comenzó a gestarse sobre el año 1924, el Celta debería abandonar las instalaciones de Coia, debido a los nuevos tramos del tranvía. Las gestiones tendentes a encontrar nuevos terrenos pronto darían sus frutos. Se agruparon varios solares en el Valle de Fragoso, la mayoría pertenecientes a los herederos del Marqués de Alcedo, cuya viuda mostró una buena disposición para venderlos. Se adquirieron más de 30.000 metros cuadrados, suficiente para llevar a cabo tan anhelado proyecto, por los cuales "Stadium Balaidos", propietaria del estadio, llegó a pagar unas 50.000 pesetas. La inauguración estaba prevista para finales de 1926, pero definitivamente no pudo ser hasta el 30 de diciembre de 1928, pero sin el cierre exterior que figuraba en la maqueta original ideada por Jenaro de la Fuente.

Hay que señalar asimismo que los árboles del entorno del estadio fueron utilizados por aficionados con pocos recursos económicos para subirse a los mismos y desde allí presenciar los partidos.

Poco a poco, y a medida que fueron transcurriendo los años, alrededor de Balaídos se fueron construyendo edificios. Este desarrollo urbanístico llevó también a la construcción de viales, como la Avenida de Fragoso o la de Balaídos, que actualmente enlaza la de Castrelos con el propio campo.

Los aficionados ya metidos en años, deben recordar, sin duda, que la única grada cubierta era la de Tribuna, en cuyo centro estaba -y sigue estando actualmente, pero en un lugar más elevado- el palco presidencial, y a ambos lados del mismo los vestuarios de los equipos y del árbitro.

También con el paso de los años, se llegó a jugar al hockey sobre patines en la cancha de cemento existente detrás de la portería de marcador. Tampoco faltaron los concursos hípicos y grandes festivales. La inaugruación fue un 30 de diciembre a las tres de la tarde. Pese al mal tiempo, miles de aficionados asistieron al acto. Aficionados de Vigo y también de Gondomar, Baiona, Cangas, que se trasladaron en tranvías especiales -entonces se llamaban trenes- y en barcos de vapor los cangueses.

Como dato curioso a las vísperas de este gran acontecimiento, hay que decir que distinguidos aficionados se entregaron a la simpática tarea de marcar el terreno de juego, mientras otros presenciaban desde el palco central las evoluciones de los "obreros". Por cierto, el terreno de juego también había sido reducido, pasando del 110x70 previsto a los 106x65 metros. De todas formas más amplio que el de Coia que era de 101x60,5 metros.

Asimismo, y con el objeto de habituarse al nuevo césped -una auténtica alfombra- unos días antes el Celta, que estrenaba nuevo entrenador, el gallego Moncho Encinas, se entrenaba en el estadio, y aunque se trató de un partidillo informal entre los componentes de la plantilla, hay que decir que el primer gol y el primer tiro al palo fueron obra de Polo.
En el primer partido que se disputó, el equipo vigués ganó por siete goles a cero a uno de los equipos más prestigiosos del momento el Real Unión de Irún. El precio de las localidades oscilaron entre las 5 pesetas en palco y en preferencia, cuatro la grada lateral Rio Fox; tres de la grada de gol con asiento y dos pesetas el graderío popular (general). A partir de aquí, Balaídos ya empezó a ser el estadio ofical del Celta, y desde entonces también registró numerosos cambios, especialmente cuando pasó a propiedad municipal allá por el año 1946.

Cómo llegar

Dirección

Avd. de Balaídos s/n, 36210 Vigo

Página creada por administrador con la colaboración de viktor, thay19.

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU