Celta de Vigo × en la web de aficionados del Celta de Vigo.
Celta de Vigo
La red social de aficionados del
Celta de Vigo

Celta - villareal

¡Valora el tema!
Total

 

1 voto
bayona68
bayona68 el 18-12-2017 a las 00:06:42

 

Mucho toque y poco gol


 


 

El sol y el frío acogían en el estadio Municipal de Balaídos a dos equipos muy similares en cuanto a juego se refiere. Tras la buena imagen ofrecida por el Celta de Vigo ante dos rivales de la parte superior de la tabla como son el F.C Barcelona y el Valencia C.F, los aficionados vigueses esperaban impacientes un duelo que podía acercar al conjunto celeste a los puesto de acceso a la próxima edición de la UEFA Europa League.

Pese a haber conseguido un punto de los últimos seis posibles, la buena imagen mostrada por los de Unzué daba opciones a ver un gran partido en Balaídos. Sin embargo, su rival en el día de hoy, el Villareal C.F, llegaba a Vigo con una mala dinámica de juego y resultados. Contando sus últimos tres partidos por derrotas (Sevilla, Leganés y Barcelona) los jugadores dirigidos por Calleja no consiguen dar la buena imagen deseada siempre por la afición del submarino amarillo.

Además, el duelo sufría bajas muy sensibles para ambos. Por el lado celeste, Iago Aspas y Hugo Mallo no podían participar por sanción al igual que el pichichi de los amarillos, Bakambu. Ante esa situación, los técnicos debían buscar soluciones tácticas que hicieran que el sistema no se viese mermado.

Por este motivo, Unzué daba entrada en el once titular al canterano Brais Méndez en el puesto de Iago Aspas mientras que en sustitución de Hugo Mallo el que entraba era el polivalente Daniel Wass. Por parte castellonense entre Fornals y Roberto Soriano acompañaban a Carlos Bacca en la punta de ataque.

Comenzaba el partido y la idea de unos y otros estaba clara. El Celta comenzó desde muy pronto dominando el esférico pero eso no siempre significa dominar un partido. El Villareal, con las ideas muy claras, planteó un partido incómodo al Celta. Encerrándose atrás y reforzando las posiciones interiores con muchos jugadores en acumulación por el medio del campo, los de Calleja quisieron eliminar las posibilidades de juego del Celta mediante balones interiores.

El Celta comenzaba tocando e iniciando desde atrás con un gran Stanislav Lobotka. El internacional eslovaco volvió a dar una lección de lo que es y puede llegar a ser, un mediocentro iniciador de juego con un potente tren inferior que le permite tener una gran arrancada. Además, su exquisito trato con el balón, su visión de juego y su inteligencia le permiten ser el dueño de cualquier partido. Pero eso no basta para vencer a un gran rival como el Villareal.

Sin una gran posesión pero con un gran sistema defensivo, los groguets no daban opciones al Celta. Sisto, Maxi y Brais Méndez no pudieron con el buen entramado defensivo. El juego visitante eliminó cualquier posibilidad de combinación con finalización por parte de Jozabed o el ‘Tucu’ Hernández, desaparecidos hoy en el verde. Las contras del Villareal sí que causaron peligro en la portería de Rubén Blanco, que volvió a demostra su gran nivel, con intervenciones de gran mérito como la que rechazó tras un disparo ajustado al palo de Trigueros.

El Celta tocaba y tocaba controlando el partido, vasculando de lado a lado pero insistiendo en los centros laterales de Wass por el sector derecho. Con este control finalmente llegaron las oportunidades para el Celta. Jozabed se encontró con un gran Asenjo que sacó una gran mano al primer palo mientras que Brais Méndez no pudo sacar provecho de la segunda jugada.

Pero en esto del fútbol no gana el que más posesión tenga y sino que se lo digan hoy al Villareal. Internada de Carlos Bacca por la izquierda, que recorta a Wass y su centro llega al centro del área local para encontrar un gran remate de Pablo Fornals que lo introdujo en la red. Era el 0-1 y llegaba en el minuto 33 de partido con un precioso remate en plancha ante el que nada pudo hacer Rubén. Y esto hundió las esperanzas y el juego céltico.

A partir de ese momento las imprecisiones y la desesperación protagonizaron el juego de los de Unzué ante un muy bien plantado Villareal. Por lo que la primera parte terminaba con un mayor dominio local que recibió un castigo demasiado duro, ante una defensa muy blanda, como de costumbre.

Comenzaba la segunda parte y las novedades no se hacían esperar. Brais Méndez era sustituído por el turco Emre Mor. El internacional otomano aportó chispa y rapidez pero sin madurez en el juego. Sus intenciones son buenas pero no acaba de encontrar la solución correcta y en su juego se denota ansiedad. De lo poco salvable en la segunda parte junto a Lobotka, Mor fue de los únicos que intentó crear peligro en la portería de Sergio Asenjo. Pero las pocas llegadas y el palo impideron la remontada de los vigueses.

El Villareal seguía firme en su intención. Sin renunciar al balón cuando lo robaba y siempre con salidas rápidas, eran escasas las ocasiones pero las había. Bacca pudo sentenciar con un potente disparo que detuvo Rubén.

Unzué retiró del campo a Sisto y a Jozabed para dar entrada a Radoja y a Guidetti, pero apenas tuvieron oportunidad de entrar en contacto con el esférico. La decisión no pareció del todo acertada puesto que Guidetti y Maxi comparten posición en el campo y en ocasiones se les veía muy juntos, facilitando el trabajo de los centrales del Villareal

El partido acababa con la dinámica de los noventa minutos, con un Celta bien en el toque de balón y muy blando en defensa y un Villareal que viajó a Vigo con la lección muy bien aprendida. El 4-4-2 de Calleja estaba pensado para eliminar posibilidades al Celta en el medio y en las bandas y unido a la poca inspiración del Celta en papeles ofensivos, le hicieron el trabajo fácil a los de Castellón.

La falta de desmarques y de ruptura en las líneas provocó que el Celta se ahogara ante el sistema defensivo impuesto por Calleja y que sus jugadores aplicaron a la perfección.

Una derrota que aumenta las dudas en el cuadro vigués en cuanto a puntuación y a juego se refiere y una victoria que acerca más al Villareal a pelear por estar en los puestos de la UEFA Europa League. Los groguets vencen y se llevan la victoria de un complicado campo como es Balaídos, una victoria demasiado fácil para los castellonenses.

 

FICHA TÉCNICA

Celta de Vigo: Rubén Blanco; Wass, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Lobotka, Hernández, Jozabed (Radoja, min.72); Brais Méndez (Emre Mor, min.46), Pione Sisto (Guidetti, min.72) y Maxi Gómez.

Villarreal: Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Cheryshev, min.68), Rodrigo, Trigueros, Soriano (Ramiro Guerra, min.76); Fornals y Bacca.

Árbitro: Estrada Fernández (colegio catalán).

Gol: 0-1 Fornals, minuto 33.

 

Tu comunidad,
en tu móvil

Respuesta rápida

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en halacelta.com: